top of page
  • Foto del escritormauricio florez morris

Nikki Haley: Lecciones de mujeres audaces como "modelos a seguir" para futuras líderes

Actualizado: 1 jun 2023



Una de las actividades más recomendadas y menos costosas para aprender sobre liderazgo político es la de familiarizarse con las historias de vida de dirigentes a través de libros, documentales, historias orales, visitas a museos y, en casos afortunados, conociéndolos personalmente.


Formarse teniendo como base "modelos de liderazgo a seguir" es una idea central del reciente libro de Nikki Haley, cuyo título se traduciría "Si quiere que se haga algo . . ." (2022) y en el cual, como su subtítulo indica, se recopilan "lecciones de liderazgo de mujeres audaces".


La autora, una de las figuras más destacadas del ala moderada del Partido Republicano, actualmente se postula como candidata a la nominación de su partido para la presidencia de los Estados Unidos. Entre sus principales experiencias en el gobierno se encuentran el haber sido la primera mujer en ejercer la gobernación del Estado de Carolina del Sur (2011-2017) y haber asumido la posición de embajadora ante las Naciones Unidas (2017-2018) durante parte de la administración Trump. Como lo expresa en su libro, para lograr estos y otros avances en su carrera política ha tenido que enfrentar obstáculos producto de su género y de su etnicidad, estos últimos debido a ser parte de la primera generación nacida en los Estados Unidos de una familia inmigrante de la India.


El libro muestra cómo a través de su destacada trayectoria, Haley ha venido conociendo e incorporando numerosas lecciones de liderazgo ofrecidas por las diez mujeres reseñadas en su texto, no todas ellas políticas. En este primer artículo se presentan brevemente algunos de los aprendizajes que la autora recibió de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher, de la ex embajadora ante la ONU Jeane Kirkpatrick, de la ex primera ministra israelí Golda Meir y de la activista por los derechos civiles Claudette Colvin. Para complementar esta información el artículo ofrece un corto video de cada uno de estos cuatro personajes, el cual sirve para profundizar aún más en las características del liderazgo que ejercieron. Al final se ofrecen conclusiones sobre los temas tratados.


1. Margaret Thatcher (1925-2013)


Esta líder fue la Primera Ministra mujer del Reino Unido (1979-1990) y la dirigente con mayor permanencia en este cargo durante el siglo XX. La señora Thatcher también ejerció como jefe del Partido Conservador (1975-1990). Haley expresa su admiración por ella al destacar la fortaleza con la que defendió sus posiciones ideológicas, característica que le hizo ganar el sobrenombre de la "Mujer de Hierro".


Una de las particularidades de este libro, es que la autora inicia el capítulo dedicado a cada personaje utilizando una breve frase del mismo, la cual va seguida por otra de la autora, donde se refleja la influencia que esta figura ha tenido en ella. Por ejemplo, en el caso de Thatcher, la líder británica expresó: "Si quieres que se diga algo, pídeselo a un hombre. Si quieres que se haga algo, pídeselo a una mujer." Esta es una de las máximas favoritas de la autora, la cual se usó como título del texto. Esta frase va acompañada de una de Haley que dice: "Yo uso tacones no para estar a la moda, sino porque si veo algo malo, los utilizo para patear."


Para Haley el éxito de Thatcher fue creer tanto en su país, el Reino Unido, como en sí misma. Ella señala que la líder conservadora encarnaba tres cualidades que se requieren en una líder política: inspirar confianza, tener coraje y detentar principios. Agrega que, aunque estas pueden ser cualidades simples, en política, usualmente los atributos básicos son los más difíciles de conseguir.


Haley explica la importancia de estos tres principios al decir: "En el ojo público donde todo lo que dices y crees se examina bajo un microscopio, creer en ti mismo y defender tus principios es ahora más importante que nunca. Internet y las redes sociales hacen de cada John Doe un experto y un crítico. Cuanto más grande y audaz es una idea, más dura y ruidosa es la crítica. Así que puede ser muy tentador quedarse al margen y dejar que el mundo pase de largo [si no se tienen la confianza, el coraje y los principios para actuar]." (p.22) Más aún, la autora relaciona esta frase con actuaciones que ella ha tenido durante su carrera política. Por ejemplo, al contar que, durante su primer puesto como asambleísta del poder legislativo estatal, de Carolina del Sur, se enfrentó a muchos de sus colegas para lograr que las votaciones en esa cámara fueran públicas y así conseguir que los ciudadanos supieran qué proyectos de ley sus representantes apoyaban u objetaban. Por supuesto esto le generó enemigos, incluso dentro de su Partido Republicano.


Ver corto documental: "Margaret Thatcher, la vida de una mujer amada y odiada" (3:35 minutos).




2. Jeane Kirkpatrick (1926-2006)


Jeane Kirkpatrick se destacó en el mundo de la política por haber sido la embajadora de los Estados Unidos ante la ONU durante la administración de Ronald Reagan, cargo que décadas después ocupó Nikki Haley en el gobierno de Donald Trump.


Un elemento que la autora destaca de Kirkpatrick fue su capacidad de integrar su conocimiento académico con la función pública. Por ejemplo, Haley indica como Kirkpatrick supo usar sus estudios en ciencia política y especialmente su experticia en gobiernos autoritarios, para enfrentarlos en diferentes foros multilaterales y denunciar cómo estos regímenes violaban los derechos humanos y otras normas internacionales "sin ni siquiera pedir excusas".


Reflexionando sobre la forma como Kirkpatrick ejercía su liderazgo, Haley confiesa admirar cómo este personaje a veces incluso defendiendo sus principios, iba en contra de posiciones populares y comúnmente aceptadas por la mayoría. La autora encuentra muy valiosa y refrescante esta cualidad pues señala que actualmente "vivimos en una época en la que se espera que nos disculpemos por todo, como individuos y como nación. Es la cultura de la cancelación [de los principios] que impone una conformidad ideológica y que extrae disculpas de las personas que se atreven a pensar distinto. A todos, en todo momento nos están examinando y juzgando: por lo que decimos, lo que creemos, los libros que leemos, los programas que vemos, incluso las figuras históricas que elegimos honrar." (P. 39-40).


En otras palabras, frente a la presión que los líderes políticos reciben para mostrarse en "conformidad ideológica" con las opiniones populares, es importante que ellos respondan ejerciendo el poder de su voz para cuestionar criterios cuando estos vayan contra sus principios. Por ejemplo, en política exterior ella se diferenciaba de otros funcionarios de la administración Reagan porque creyendo en la democracia, no estaba de acuerdo con ser "condescendientes" con regímenes que actuaban en contra de este sistema de gobierno.


Ver Entrevista de Andrés Pastrana (como periodista) a Jeane Kirkpatrick sobre temas de política internacional (en español, 2:40 minutos, 1982)




3. Golda Meir (1898-1978)


Una de las más valiosas lecciones que Haley aprendió de sus padres y que luego vio reflejada en el liderazgo de la primera ministra israelí Golda Meir, es que "frente a los problemas, no hay que quejarse, sino se necesita solucionarlos. Es una pérdida de energía simplemente protestar. Es mejor utilizar esa energía para resolver las situaciones adversas." Este pensamiento impulsó a la autora a involucrarse en política. De hecho, recuerda una charla con su madre en la que se quejaba de lo difícil que era ganar dinero y de lo fácil que le resultaba al gobierno quitárselo. Su madre le respondió pidiéndole que dejara de quejarse y que actuara para solucionar la situación.


Haley menciona como Golda Meir puso en práctica esta forma proactiva de pensar. Sucedió que cuando el estado de Israel fue creado, el 14 de mayo de 1948, las tropas británicas abandonaron la región y el gobierno hebreo de David Ben-Gurion se encontró con que no tenía los recursos suficientes para construir un ejército capaz de proteger la nación de sus enemigos externos, muchos de ellos países árabes vecinos que no estaban de acuerdo con la creación de este estado. En ese momento numerosos políticos en Israel se quejaban por la falta de apoyo internacional, pero Meir decidió enfrentar el problema viajando a los Estados Unidos y recolectando donaciones por 25 millones de dólares, los cuales permitieron fortalecer las fuerzas armadas de su país.


Haley comenta cómo esta lección también le ha sido útil durante sus campañas. En momentos en que los adversarios la atacan caracterizándola de extranjera, budista y ama de casa, sin trayectoria profesional; agresiones que regularmente van acompañadas de correos amenazantes y llamadas ofensivas contra su familia, ella sabe que esta no es su realidad pues nació en los Estados Unidos, es católica y ha desempeñado importantes cargos en el sector público y privado. Pese a esto en vez de quejarse de lo injusta que son estas críticas, aprendió a confrontarlas con la verdad. Sabiendo que los ganadores hacen lo que los perdedores no quieren hacer. Dice que se dio ". . . cuenta de que no es suficiente con trabajar duro. Nosotros tenemos que trabajar de forma inteligente. Pero más importante, tenemos que ir a lugares que son incómodos. Hacer cosas que no estén en nuestra zona de confort. Solo así aprendemos a vencer."

Ver: "La vida de Golda Meir" por Nadia Cattan. (6:24 minutos)





4. Claudette Colvin (1939-)


Claudette Colvin, mejor conocida como "la primera Rosa Parks", fue la persona que inició las actividades de protesta al no cederle su asiento a un pasajero blanco el 2 de marzo de 1955, alegando sus derechos constitucionales, pero contraviniendo la ley local del Estado de Alabama. Este evento ocurrió nueve meses antes de que la hoy célebre Rosa Parks pasará a la historia por realizar el mismo acto de protesta el 1 de diciembre de 1955.


Haley quien en su libro resalta el valor que tuvo la adolescente de 15 años, observa dos elementos que opacaron el valiente acto de Colvin. El primero fue que el movimiento de los derechos civiles no estaba preparado para aprovechar este evento y movilizarse en contra de la segregación racial. Por ejemplo, no tenían los recursos necesarios para iniciar un boicot generalizado al sistema de transporte público. El segundo factor que le restó impacto a este acto de rebeldía fue que Colvin era una simple estudiante de colegio, desconocida por los líderes del movimiento, los cuales pensaban que, a su corta edad, no estaba preparada para convertirse en una figura o en el símbolo alrededor del cual aglutinarse y avanzar en la causa. Por supuesto, mucho ha cambiado desde esa época, hoy líderes como Grat Thunberg y Malala Yousafzai muestran la capacidad de los jóvenes para enarbolar las causas de movimientos sociales y ecológicos.


En el caso de Claudette Colvin, la educación que ella recibió de sus profesores afroamericanos, en el contexto de un colegio segregado, fue lo que la motivó para protestar a favor de la igualdad de derechos. Como el video a continuación lo indica, Colvin fue prácticamente olvidada por el movimiento de Derechos Civiles y recién en el año 2009, se reconoció su labor en el libro "Claudette Colvin. Twice toward justice" de Phillip Hoose. Una de las lecciones que este caso arroja es que un líder solo, independientemente de su valor o su capacidad, no va a tener la misma trascendencia que si está apoyado por un equipo o una organización. Esto nos induce a pensar que parte de la labor del líder es precisamente el construir esta "caja de resonancia" que les dé más importancia a sus actuaciones.


Ver vídeo: "La Primera ROSA PARKS" (3:09 minutos)



Conclusiones


La práctica de aprender a través de familiarizarse con previos ejemplos exitosos no solo ocurre en el área de liderazgo político sino se observa en muchas disciplinas. Pintores, actores, arquitectos y otros profesionales se nutren del trabajo de previas celebridades en su campo para mejorar su propio desempeño. Por lo tanto, esta forma de aprendizaje no debe ser descuidada por personas interesadas en su desarrollo como dirigentes políticos. Por supuesto existen muchas otras actividades como talleres, seminarios o la misma experiencia directa de liderazgo, que sin lugar a duda también ayudan en esta dinámica de formación.


La selección de los "modelos de liderazgo a seguir" es algo muy personal. Si se le pide a cada alumno de un curso el escoger a diez líderes para estudiar, difícilmente se van a encontrar a dos individuos con los mismos diez nombres de personajes. En el caso de Haley, su selección de líderes refleja su visión conservadora de la política. Esto no es objetable si se recuerda que la premisa del libro no es el presentar las diez dirigentes mujeres más importantes del mundo, sino aquellas que más han influenciado la formación de liderazgo de la autora.


Este artículo muestra a tres mujeres, Margaret Thatcher, Jeane Kirkpatrick y Golda Meir quienes claramente formaron parte de importantes estructuras partidarias en sus respectivos países, y se incluyó a una, Claudette Colvin, quien, pese a sus cualidades personales, fue olvidada por muchos años debido a que no tuvo una organización que la apoyara. En una próxima entrega, se hablará sobre otras dirigentes seleccionadas por Nikki Haley quienes también desarrollaron importantes liderazgos políticos a nivel nacional e internacional, al igual que influyeron directamente en la vida política de la autora.


Otros artículos recientes




Esta nota fue escrita por Mauricio Florez Morris, Ph.D. El autor ha sido profesor en las facultades de Ciencia Política y Sociología en University of Maryland, George Washington University, Georgetown University, y North Virginia Community College en los Estados Unidos. También ha dictado clases en la Universidad del Rosario y la Universidad Javeriana en Colombia, al igual que en la Universidad de Buenos Aires y la Universidad del Salvador en la Argentina.


Su actual interés académico se centra en temas relacionados con los estudios de opinión pública, campañas electorales, marketing, liderazgo y psicología política. Es miembro de la American Association of Political Consultants (AAPC), la American Political Science Association (APSA) y es Community Member de Campaigns & Elections, USA. Ha trabajado en campañas electorales para organizaciones afiliadas al Partido Demócrata en los Estados Unidos.


Nota: Si encuentra este artículo interesante, puede compartirlo. Si aún no se ha inscrito y quiere recibir otras notas como la que acaba de leer, puede ingresar su correo electrónico en la página: https://www.liderazgo-politico.com/ Su dirección solo se usará con este propósito y no será compartida con ningún tercero. Otra alternativa para mantenernos en contacto es por twitter, en la dirección: @florezmorris Desde esta plataforma envío notificaciones de nuevos artículos y de mi participación en actividades académicas.






262 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page