• Mauricio Florez Morris, Ph.D.

Locura "Mooch": El éxito como camino al fracaso de un operador político


"Mooch" (2018, 83 min) es un documental que relata la historia de Anthony Scaramucci, fundador y administrador financiero (Money Manager) de la firma Skybridge, y quien trabajó como "operador político" para las campañas presidenciales de los candidatos Republicanos Mitt Romney (2012) y Donald Trump (2016). Los operadores políticos (political operatives) son expertos en el uso eficiente de los diferentes recursos, buscando obtener e incrementar el poder que tanto sus clientes como ellos mismos poseen. En este sentido, el filme "Mooch" ofrece una interesante recopilación de las motivaciones, conductas individuales y formas de interacción típicas de estos personajes.

Anthony Scaramucci es una figura especial, porque mientras muchos de sus colegas tratan de mantener un perfil bajo, él construye su marca personal como una figura pintoresca, extrovertida, que usa lenguaje directo, en ocasiones vulgar y que contrasta con la cultura elitista de Washington DC. Estas cualidades le generaron notoriedad casi instantánea pero no siempre positiva. Su máximo logro político ha sido el haber obtenido el cargo de Director de Comunicaciones de la Casa Blanca. Su mayor descalabro fue haber sido despedido por Trump solo 11 días después de su nombramiento, convirtiéndose en el blanco predilecto de la sátira política en Estados Unidos y ganando el récord del Director de Comunicaciones que menos ha durado en esta posición.

Para los interesados en la política norteamericana, el documental también ofrece una visión de un periodo difícil de la Administración Trump, cuando diferentes facciones dentro de la Casa Blanca estaban luchando por ganar ascendencia sobre el presidente. El filme muestra cómo se desarrolla esta confrontación y el eco que ella tiene tanto en los medios conservadores amigos, como en la prensa adversaria al mandatario.

A continuación, se puede ver un avance de este documental. El resto del artículo usa escenas de la película para profundizar en el análisis de lo que significa la figura del "operador político", término poco analizado en las Ciencias Sociales. También se habla de las similitudes y diferencias que tienen estos personajes con otros tipos de actores políticos. Rápidamente se narra la situación que llevo a Scaramucci a acceder y luego salir a los pocos días de su puesto en la Casa Blanca.

Al final de esté artículo se puede escuchar la banda de sonido del documental, "Make America Great (again)", la cual es interpretada por el grupo de rock, "Hoi polloi and the intellectual cognoscenti". Además, se incluye un segundo vídeo que compila algunos de "los múltiples momentos de mayor controversia" en la vida pública del personaje.

El inicio de la carrera política de Scaramucci

Anthony Scaramucci (1964), apodado "the Mooch", nació en una familia ítalo-americana y creció en Long Island, New York. Obtuvo un pregrado en Economía de Tuffs University y un Doctorado en Leyes de Harvard Law School. Su primer trabajo fue con la compañía de inversiones Goldman Sachs (1989-1996), de la que se retiró para fundar primero, Oscar Capital Management (1996) y luego Skybridge Capital (2005). Su carrera como operador político se inicia apoyando las candidaturas Demócratas de Hillary Clinton y de Barack Obama en el 2008, en esta última, usa sus contactos en Wall Street para colaborar en la recolección de fondos. En el 2012 cambia de partido y se convierte en el codirector de las finanzas nacionales de la campaña de Mike Romney y en el 2016 se une al comité financiero de la campaña Trump después de haber apoyado durante las elecciones primarias republicanas a los candidatos Scott Walker (Gobernador de Wisconsin) y Jeb Bush (Ex-gobernador de la Florida). Este dossier lo califica como un "típico" operador político.

Características de un "operador político" en el documental "Mooch"

El operador político es una persona involucrada en esta actividad, con un grado de participación mayor al de los simpatizantes, los votantes, los voluntarios y los donantes, pero que no ocupa una posición clara de liderazgo en el grupo o partido. Su relación con la organización política puede ser formal o informal dependiendo, en parte, de las labores que ejecuta. Poco se ha escrito sobre estos personajes, y la gran mayoría de información proviene de notas periodísticas y de pocos textos biográficos y autobiográficos. Entre ellos se destaca: "How to Rig an Election: Confessions of a Republican Operative" (Raymond y Spiegelman, 2008).

Como operador político, Anthony Scaramucci, ofrece a los candidatos en campañas sus dos habilidades más importantes. La primera es la capacidad de recolectar fondos (fundraising), destreza que perfeccionó durante más de dos décadas de experiencia en Wall Street, donde una de sus principales funciones era incentivar a inversionistas a participar en nuevos negocios. Su capacidad para realizar este trabajo se puede observar en el documental cuando aparece en una reunión con los dueños del restaurante "Hunt & Fish Club" en Manhattan y los convence de que él puede recolectar 1.4 millones de dólares para apoyar esta empresa. Uno de los trucos que usa para convencer a estos clientes es invertir 100 mil dólares de su propio dinero en este negocio. Después en el filme hay otras escenas donde se le ve preocupado visitando el restaurante y dando razones para explicar el poco éxito del mismo.

Como un recurso para salvar su negocio de asesoría financiera, Scaramucci decidió trabajar en su marca personal. Para esto optó por construirse un perfil mediático más alto y empezar a salir como comentarista financiero en diferentes programas de televisión. Su idea era que el norteamericano promedio cree en la autoridad que tienen los comentaristas en televisión y esto le iba a sumar nuevos negocios. Una de sus apariciones en televisión fue vista por el director Oliver Stone, quien lo contrató para que actuara "como él mismo" en la película Wall Street 2. El día que la cinta se estrenó en New York (septiembre 2010), lo invitaron a participar en una asamblea pública ("town hall meeting") organizada por la cadena CNBC con el Presidente Obama, en la cual Scaramucci debía hacerle una pregunta desde la perspectiva de Wall Street. El utilizar un lenguaje coloquial al decirle al Presidente si no era posible que Washington dejara de pegarle a Wall Street como si fuera una piñata ("stop whacking Wall Street like a piñata"), fue un "hit" instantáneo en el mundo de los shows nocturnos de sátira política que se emiten en la televisión norteamericana.

Para fortalecer su imagen pública y ganar credibilidad entre posibles pequeños inversionistas, Scaramucci también compró el programa de noticias financieras, "Wall Street Week", espacio que presentaba el famoso periodista Louis Rukeyser y que transmitía PBS (Public Broadcasting Service). Este show dejo de tener éxito, en parte porque Scaramucci decidió ser su productor y presentador. Al final terminó vendiendo el programa a Fox Broadcasting Company en el 2016. En varias ocasiones durante su autobiográfico documental, Scaramucci, para generar empatía en la prensa, le recuerda a los periodistas que no es periodista pero que actuó como tal en su programa.

Los operadores políticos se diferencian de los lobistas porque los primeros tienen como prioridad estar cerca de los centros de poder, mientras que a los lobistas les interesa fomentar políticas públicas específicas. El documental incorpora el testimonio del periodista Felix Salmon (Reuters y Fusion Magazine) quien subraya la falta de lealtad de Scaramucci hacia los lideres que él previamente había dicho apoyar. A él no le interesa si los políticos que ha respaldado tienen puntos de vista diametralmente opuestos. Esta actitud se hace evidente cuando en diferentes escenas del documental se ve a Scaramucci promoviendo eventos a favor de las candidaturas de Scott Walter, Jeb Bush y Donald Trump.

Aunque son dos tipos de actores políticos diferentes, en el documental se muestra que los operadores políticos tienen algunas características parecidas a los conocidos "Lagartos." Término usado en algunos países latinoamericanos para describir a personas que también les gusta permanecer en círculos cercanos a las figuras políticas. El nombre "lagarto" hace referencia a individuos con comportamientos políticos que se asemejan a las conductas que tienen los saurios del reino animal. Una de ellas es la tendencia a "gozar del sol que mejor calienta."

En el documental se pueden observar en Scaramucci dos tácticas que comúnmente caracterizan a los lagartos. La primera es seducir a los líderes políticos con comportamientos lambones y adulaciones verbales. Esta práctica también la utiliza cuando habla con simpatizantes y posibles donantes a la campaña. Para el periodista Felix Salmon, Scaramucci tenía claro que, como servidor de Trump, su trabajo no era ser consistente con un solo mensaje, sino se basaba en estar de acuerdo con cualquier interlocutor con el que estaba hablando, adularlos, decirles que eran realmente inteligentes y de paso echarse flores a si mismo (46:14).

De hecho, el auto-alarde es la segunda táctica de "lagartería" que se observa en Scaramucci. Él por ejemplo, presume de tener un amplio conocimiento en cuestiones políticas y una extensa red de contactos importantes. El documental muestra cómo en varias de sus conversaciones es blof y exagera sus logros para ganar estatus y estar en mejor posición para pedir favores. Una muestra de esto lo da Scaramucci cuando alardea de tener conocimiento de consultoría electoral. Al respecto hay una escena donde en un evento le pregunta a una persona que: ¿De lanzarse a la presidencia, qué sería lo primero que quisiera lograr entre sus posibles votantes? Su interlocutor le responde: credibilidad. Scaramucci lo corrige diciendo que lo primero que necesita un político es que su electorado lo reconozca, que sepan su nombre. Que no sirve ser creíble si nadie lo conoce.

Otra forma que usa Scaramucci para ganar estatus frente a personas de su medio, es referirse a conversaciones privadas que ha tenido con líderes políticos de la envergadura de Donald Trump y Tony Blair. Por ejemplo, hay una escena donde Mooch le comenta a Valerie Jarret (asesora del presidente Obama) y a Georgette Mosbacher (recolectora de fondos del Partido Republicano) que el Primer Ministro Británico, Tony Blair le confesó estar preocupado por el efecto negativo, que los bajos niveles de aprobación en las encuestas, tenían en su familia. Luego Scaramucci agrega que lo mismo le sucedía a la familia Bush.

El documental también muestra a Scaramucci narrando algunas de las charlas privadas que ha tenido con Trump. Por ejemplo, comenta que después de que Ted Cruz le gano a Donald Trump en las elecciones primarias de Iowa, los asesores de Trump le aconsejaron que al llegar a New Hampshire (el siguiente Estado donde había elecciones), él debía actuar de forma conciliadora y felicitar a Cruz por su reciente victoria. Trump le comentó que hizo lo opuesto. Cuando se bajó del avión, su primera declaración fue acusar al "mentiroso de Ted" de haberse robado la elección en Iowa. Scaramucci comenta que Trump lo hizo a propósito para que cuando Cruz hablara a la prensa, los periodistas no le preguntaran sobre sus propuestas de políticas públicas o sus valores conservadores, sino sobre las acusaciones de que se había robado las elecciones. Esto puso a Cruz a la defensiva, le quitó el momento que le dio su reciente victoria y como resultado, terminó en un tercer puesto en las elecciones de New Hampshire detrás del ganador, Donald Trump y el gobernador de Ohio, John Kasich (44 min).

En otra escena Scaramucci repite la táctica de acrecentar su credibilidad al contar detalles de conversaciones con líderes famosos cuando le comenta confidencialmente a una periodista que a Donald Trump le gusta ver la cadena "liberal" de televisión, MSNBC. Él explica que para Trump esto es equivalente a tener una reunión con sus consultores expertos en estudios de oposición y así enterarse de lo que piensan sus enemigos y de la forma como lo van a atacar.

Pese a las características de lagarteria que Scaramucci muestra en el documental, sería erróneo calificarlo como tal. En parte porque los lagartos tienden a mimetizarse para evitar enemigos. Nuestro personaje, por el contrario, busca notoriedad y es propenso a entrar en controversias con otros actores políticos. Ademas, la imagen del lagarto muchas veces incluye la de la persona que trata de aportar lo mínimo a una causa y a su vez sacar el máximo rédito de la misma. No es el caso de Scaramucci quien se ufana de dar aportes de cientos de miles de dólares a las campañas, esto sin contar la plata que él recolecta entre sus contactos de Wall Street.

El rol de Scaramucci como operador político tiene características similares con el de un consultor. Por ejemplo, ambos tipos de actores políticos ejecutan las tareas de analizar, planificar y dirigir acciones para lograr las metas fijadas por el líder. Ambas categorías de profesionales deben poseer la capacidad de absorber los reveses de las campañas. Sobre esto Scaramucci presenta una analogía interesante entre el boxeo y la política. Él parafrasea a Mike Tyson diciendo que "todo el mundo tiene un buen plan hasta que recibe el primer golpe en la cara". Y en lenguaje de negocios aplicado a la política asegura que una de las cosas más difíciles de cualquier emprendimiento es lograr transformar algo que no existe en algo exitoso.

Sin embargo, pese a las similitudes entre los operadores políticos y los consultores, también hay diferencias importantes. Por ejemplo, mientras los primeros le dan un mayor significado a las relaciones emocionales y subjetivas con el líder, los consultores siempre procuran tener una visión más racional y objetiva frente al personaje y a su situación. Esta diferencia hace que sea común que los operadores políticos contraten consultores para darle las malas noticias a los políticos e implementen cambios en sus campañas o en sus gobiernos.

Una visión del conflicto dentro de la Casa Blanca

El documental también es valioso porque muestra, desde la perspectiva de Scaramucci, el alto grado de conflicto interno que existió en la Casa Blanca durante los primeros meses de la administración Trump. Al menos tres facciones se disputaban el favor del Presidente: La primera liderada por Reince Priebus quien era el Jefe de Personal de la Casa Blanca (White House Chief Staff) y venia de ocupar el puesto de director del Comité Nacional Republicano. Dentro de la administración Trump, Priebus representaba los intereses de los sectores tradicionales de este Partido.

Un segundo grupo que luchaba por el poder dentro de la Casa Blanca era el liderado por el asesor Conservador, Stephen Bannon. Él se desempeñaba como Jefe de Estrategia (Chief Strategist) en la administración y antes de ingresar a la campaña Trump, fue el director de la agencia de noticias conservadora: Breitbart News. Dentro de la Casa Blanca él era uno de los principales representantes del ala de derecha radical. El tercer núcleo de poder era liderado por Ivanka Trump y su esposo Jared Kushner, y fuera de los nexos familiares, su base de poder estaba conformada por corporaciones y el mundo financiero de Wall Street, ambiente en el que Ivanka y Jared habían convivido toda su vida. Por diferentes aspectos se puede catalogar a este grupo como la línea moderada dentro del gobierno.

Anthony Scaramucci quien, en parte por su larga trayectoria en Wall Street pertenecía a la línea de Ivanka y Jared, fue nominado el 12 de enero del 2017 como director de la Oficina de Relaciones Públicas y Asuntos Intergubernamentales. No alcanzo a posesionarse en su cargo debido a la resistencia que generó de parte de las otras dos facciones. En su momento la decisión de no incorporarlo a la administración se sustentó en investigaciones éticas relacionadas con la venta que Scaramucci quería hacer de su firma de inversiones Skybridge.

En junio del mismo año, Scaramucci, todavía trabajando en el sector privado, se convirtió en el ídolo del presidente Trump cuando enfrentó a CNN por difundir una noticia falsa que lo relacionaba con una investigación del gobierno sobre infiltración de dineros de inversionistas rusos en la campaña Trump. Como resultado de esto, tres periodistas de CNN fueron despedidos, la cadena de televisión tuvo que presentar públicamente excusas y Donald Trump apareció en un vídeo, en el que el Presidente le da golpes de lucha libre a una persona que tiene el logo de CNN en la cabeza.

Fortalecido por lograr esta victoria contra CNN, Scaramucci es nombrado Director de Comunicaciones en la Casa Blanca el 21 de julio del 2017 e inicia una cacería de brujas contra altos funcionarios sospechosos de filtrar información reservada a la prensa. El día que el nombramiento de Scaramucci es anunciado, Sean Spicer, el Secretario de Prensa de la Casa Blanca renuncia. La pelea entre Priebus y Scaramucci se hace cada vez más evidente y lleva a la salida de Priebus una semana después. Un aspecto muy interesante del documental "Mooch" es que mientras estos conflictos internos eran bastante evidentes, Fox News y otros medios de prensa conservadores aseguraban que Priebus y Scaramucci eran excelentes amigos y que los rumores eran solo parte de la propaganda liberal contra Trump.

La victoria de Scaramucci fue breve pues cinco días después de su nombramiento, creó su propia crisis al llamar al periodista Ryan Lizza de la revista The New Yorker y referirse a Priebus y Bannon en términos groseros y despectivos. Con la difusión de la grabación de esta conversación y la publicación del artículo, Scaramucci fue despedido el 31 de Julio, convirtiéndose así en el Director de Comunicaciones que menos ha durado en la historia de la Casa Blanca. En el documental él le atribuye su despido a maquinaciones de Stephen Bannon.

No se puede concluir este artículo sin recordar que el 23 de octubre del 2018, salió a la venta el libro de Anthony Scaramucci: "Trump, The Blue Collar President" (2018) [Trump, el presidente con camisa de cuello azul], (en referencia a la cercanía del Primer Mandatario con la clase obrera norteamericana), donde se hace una reseña similar a la presentada en el vídeo "Mooch" sobre la vida de Anthony Scaramucci y su relación con el Presidente. Este texto, también, ha sido elaborado por Scaramucci como una herramienta para promover la reelección de Trump en el 2020.

Conclusión:

El documental es útil como instrumento de reflexión sobre las características de algunos tipos de actores políticos (consultores, operadores políticos, y hasta lagartos). Estos son grupos de personas que cumplen funciones en elecciones y en el gobierno pero que son poco estudiados por las ciencias sociales. Sería de gran utilidad para entender mejor la dinámica política de muchos países latinoamericanos si estos actores políticos hicieran similares documentales sobre sus vidas y la forma como operan en la arena pública. Sin duda las ideas presentadas en este articulo son solo reflexiones preliminares de estudios más completos sobre el tema.

El filme también ofrece una buena descripción de las luchas internas que se vivieron dentro de la Casa Blanca y la forma como ellas eran reportadas o negadas por la prensa norteamericana dependiendo de su visión ideológica. Un error común que muchos analistas cometen cuando hablan sobre una administración, es pensar que está formada por colectivos homogéneos de funcionarios que comparten las mismas metas y donde los conflictos internos no influyen en las ejecuciones del gobierno. Descripción más detallada de los problemas dentro de la Casa Blanca a principios de la administración Trump se encuentra en la reseña que puede leer a continuación del libro: "Fire and Fury". (2018) de Michael Wolff.

COLETILLA

Banda de Sonido del Documental: "Make America Great (Again)", interpretada por el grupo de rock: Hoi polloi and the intellectual cognoscenti

Vídeo con algunos de "los múltiples momentos de mayor controversia" en la vida pública del "mooch".

Este artículo fue escrito por Mauricio Florez Morris, Ph.D. El autor ha sido profesor en las facultades de Ciencia Política y Sociología en University of Maryland, George Washington University, Georgetown University, y North Virginia Community College en los Estados Unidos. En la Universidad del Rosario y la Universidad Javeriana en Colombia, al igual que en la Universidad de Buenos Aires y la Universidad del Salvador en la Argentina.

Su actual interés académico se centra en temas relacionados con los estudios de opinión pública, campañas electorales, marketing, liderazgo y psicología política. Es miembro de la American Political Science Association (APSA) y la American Sociological Association (ASA), al igual que de la Asociación Colombiana de Consultores Políticos (ACOPOL) y de la Asociación Colombiana de Ciencia Política (ACCPOL). Ha trabajado en campañas electorales para organizaciones afiliadas al Partido Demócrata en los Estados Unidos.

Nota: Si aún no está inscrito y quiere recibir otros nuevos artículos como el que acaba de leer, puede ingresar su correo electrónico en la página: https://www.liderazgo-politico.com/ Su dirección solo se usará con este propósito y no será compartida con ningún tercero. Otra alternativa para mantenernos en contacto es por twitter, en la dirección: @florezmorris, desde esta plataforma envío notificaciones de nuevos artículos y de mi participación en actividades académicas.

#comunicaciónpolítica #operadorpolítico #DonaldTrump #AnthonyScaramucci #PoliticaNorteamericana #liderazgopolitico

© 2020 Mauricio Florez Morris, Ph.D. Todos los derechos reservados.