top of page
  • Foto del escritormauricio florez morris

Ser madre es una motivación para ejercer liderazgos políticos



El establecer las razones por las cuales las personas deciden convertirse en dirigentes o referentes políticos de un partido, movimiento o de otra organización similar es un tema central de investigación en el área de liderazgo político. En la mayoría de los casos, existen diferentes razones para dar este paso, sin embargo, por lo general, siempre hay factores que tienen mayor peso que otros cuando se decide asumir el rol de líder.


En este artículo se presentan dos casos donde el ser madre ha sido un motivo determinante para que mujeres se comprometan con posiciones de liderazgo. Estos ejemplos actuales son presentados por Nikki Haley, en su reciente libro: "Si quieres que se haga algo. . . . Lecciones de liderazgo de mujeres audaces" (2022) (título traducido literalmente del inglés). La creciente popularidad del texto se debe en parte a que actualmente la autora está compitiendo por la nominación del Partido Republicano a la Presidencia de los Estados Unidos. Complementa este artículo un corto video sobre cada personaje. Al final de esta nota se ofrecen breves conclusiones.


Cindy Warmbier (1959- )


Este es el caso de una mujer que decidió asumir el rol de liderazgo por circunstancias del destino y sin buscarlo. Su vida pública se inició el 2 de enero del 2016, cuando su hijo Otto fue arrestado en el aeropuerto internacional de Pyongyang, Corea del Norte, en el proceso de migración para salir del país. La acusación fue "realizar actos hostiles contra el Estado" y la prueba en su contra consistió en una grabación donde el joven estudiante universitario apareció retirando un afiche con propaganda política del régimen con el fin de llevárselo como souvenir. Por este crimen, Otto fue sentenciado a 15 años de prisión en un régimen de trabajos forzados. El episodio llevó a Cindy Warmbier y a su esposo Fred a iniciar una cruzada para lograr la liberación de su hijo.

Luego de muchos esfuerzos y 17 meses de prisión, Otto salió de cautiverio el 13 de junio del 2017, gracias al activismo de sus padres y a la efectiva gestión diplomática de la administración Trump. Lamentablemente durante su cautiverio Otto sufrió fuertes torturas físicas que lo redujeron a un estado vegetativo y le produjeron la muerte una semana después de ser liberado a la edad de 22 años. Posterior a su fallecimiento, Cindy Warmbier continuó su trabajo buscando justicia para su hijo y denunciando las atrocidades que el gobierno de Corea del Norte comete contra la población.


Para Nikki Haley, una de las más importantes lecciones que le ha dado Cindy Warmbier es la importancia de tener coraje para enfrentar la adversidad. La autora observa que "Coraje puede significar diferentes cosas. Coraje es cuando un soldado se sumerge en el fragor de la batalla. Coraje es el de un niño que se enfrenta a sus torturadores. Coraje es embarcarse en un nuevo y aterrador desafío. Coraje también puede significar poner un pie delante del otro, negarse a rendirse y a ceder frente a la oscuridad, y exigir más de la vida que lo que nos ha dado. Coraje es continuar viviendo incluso cuando la vida se siente insoportable." (P. 86). Aunque el libro no lo cita, cabe anotar que Cindy Warmbier fue una de las principales oradoras durante el acto de lanzamiento de la campaña de Nikki Haley por la nominación a la candidatura para la Presidencia por el Partido Republicano.



Ver video: El inexplicable final de Otto Warmbier (12 minutos)


Virginia Walden Ford (1951-)


La activista Virginia Walden Ford es reconocida por su trabajo proselitista a favor de ampliar los subsidios económicos del estado para estudiantes de poblaciones marginales que desean asistir a colegios privados en los Estados Unidos. El origen de su activismo político fue la preocupación que ella tuvo por la educación de su hijo, el cual como alumno de un colegio público enfrentaba muchos problemas académicos y de seguridad personal.


Esta situación y la carencia de recursos propios, la motivó primero para luchar hasta conseguirle a su hijo una beca del gobierno en un colegio privado. Luego, al alcanzar esta meta, decidió organizar a grupos de padres de familia con el fin de ampliar estos beneficios a otros jóvenes en similares circunstancias. Según Haley, hoy en día solamente en Washington DC, 11,177 estudiantes tienen un mejor futuro debido a la lucha de Virginia Walden Ford para ampliar el número de subsidios del estado para asistir a colegios privados.


No sobra decir que el transferir fondos públicos para la educación a instituciones privadas es un tema de debate permanente en muchos países de la región. Para citar solo un ejemplo, en los Estados Unidos, por lo general el Partido Republicano apoya este tipo de iniciativas mientras que el Partido Demócrata prefiere utilizar estos recursos para fortalecer la educación pública. En todo caso, es un tema de políticas públicas que se aleja de los objetivos de este artículo, el cual se enfoca en mostrar casos en que ser madre motiva a adoptar roles de liderazgo político.



De acuerdo con Haley, uno de los elementos por los cuales Virginia Walden es un modelo de liderazgo a seguir es por la confianza que tuvo en sí misma. En el proceso de solicitar una beca para su hijo, se dio cuenta que nadie podía pelear mejor que ella, ante la angustia de verlo atrapado en un sistema de educación ineficiente. Este era un sentimiento que no lo vivían o entendían plenamente los políticos y los burócratas con quienes hablaba.


Nikki Haley también señala en su libro, cómo la voz de la gente y en este caso particular, las opiniones de los padres de familia son un factor muy poderoso. Por supuesto, la labor de Walden fue identificar, motivar y organizar a otros padres en similares situaciones. Para esto tuvo que hablar con muchos grupos incluyendo organizaciones de vecinos, clubes de jóvenes, comunidades religiosas, etc. Su primer obstáculo fue enfrentar la desidia y la falta de confianza que reinaba en la población. Explica que esta situación se había generado debido a las innumerables promesas que otros dirigentes le habían hecho a la comunidad y que luego se habían incumplido. Walden encontró que la solución no era hablarles a las personas desde una perspectiva técnica de las políticas públicas, sino iniciar sus charlas presentando su historia personal y su lucha exitosa primero a favor de su hijo y luego para ayudar a otros muchachos marginados, pero con similares necesidades de una mejor preparación. Para Haley una de las lecciones más valiosas en liderazgo político que le ofreció el caso de Virginia Walden, es la importancia de comprometerse o "ponerle la cara al problema", demostrando consistencia entre lo que se pregona en la vida pública y la forma como el dirigente y su familia viven en su esfera privada.


A continuación puede ver el tráiler de la película "Miss Virginia" (2:21 minutos, 2019). Este filme está basado en el trabajo proselitista que viene desarrollando Virginia Walden Ford. (Subtítulos disponibles en español).




Conclusiones


Aunque en principio puedan sorprender los casos de madres que asumen un liderazgo político, hay muchos ejemplos en la región que ilustran esta situación. Sin duda, uno de los más emblemáticos es el de "Las Madres de la Plaza de Mayo", organización argentina formada en 1977, que enfrentó la dictadura militar en ese país, denunciando violaciones de derechos humanos contra familiares y otros activistas de la oposición. Otros ejemplos más contemporáneos se pueden encontrar en los Estados Unidos, Cuba, Ucrania, Rusia y México (Ver artículo sobre este tema: "From Portland to Buenos Aires, mothers unite in protests" Los Angeles Times, Julio 23, 2020).



También debemos recordar que en su libro "Si quieres que se haga algo. . . . Lecciones de liderazgo de mujeres audaces" (2022), Nikki Haley se enfoca en presentar a las diez mujeres líderes que más la han influido en su formación como dirigente política. Este criterio, aunque válido, en la práctica se traduce en un sesgo de selección a favor de dirigentes con visión conservadora similar a la autora, como son los casos de Virginia Walden Ford y Cindy Warmbier, mientras que se excluyen a otras mujeres igual o más valiosas, pero con ideas liberales y/o progresistas.


Un ejemplo de lo anterior es la exclusión de Mary Harris, mejor conocida como "Mother Jones" (1837-1930) quien luego de la muerte de su esposo y sus cuatro hijos durante la epidemia de fiebre amarilla en 1867, se dedicó por el resto de su vida a mejorar las condiciones laborales de trabajadores en muchas empresas, al igual que a combatir los flagrantes casos de explotación infantil bastante comunes en la época. Se recuerda cómo ella organizaba marchas con niños obligados a trabajar desde prematura edad, quienes sufrieron mutilaciones causadas por molinos y otras maquinarias industriales. De esta forma la líder concientizaba a la opinión pública de situaciones de abuso infantil. "Mother Jones" y su legado continúan vigentes en parte porque una de las revistas de política más leídas actualmente en los Estados Unidos lleva su nombre.



Independientemente de la perspectiva ideológica que cada dirigente tiene, aprender de sus trayectorias es un ejercicio siempre valioso que nos deja lecciones útiles. En el terreno de la asesoría política nos enriquece con importantes datos para ser tenidos en cuenta en la práctica cotidiana del liderazgo. En el área académica, nos permite identificar y entender mejor a estos personajes y a las circunstancias que los influyeron a desarrollar diferentes actitudes y a adoptar diversas conductas. En el caso de este artículo se presentaron ejemplos donde el papel de madre se convirtió en una variable determinante para convertirse en líder político, sin embargo, aún se requiere una mayor investigación para entender mejor todas las dimensiones de estas situaciones tan particulares.


Otros artículos recientes




Esta nota fue escrita por Mauricio Florez Morris, Ph.D. El autor ha sido profesor en las facultades de Ciencia Política y Sociología en University of Maryland, George Washington University, Georgetown University, y North Virginia Community College en los Estados Unidos. También ha dictado clases en la Universidad del Rosario y la Universidad Javeriana en Colombia, al igual que en la Universidad de Buenos Aires y la Universidad del Salvador en la Argentina.


Su actual interés académico se centra en temas relacionados con los estudios de opinión pública, campañas electorales, marketing, liderazgo y psicología política. Es miembro de la American Association of Political Consultants (AAPC), la American Political Science Association (APSA) y es Community Member de Campaigns & Elections, USA. Ha trabajado en campañas electorales para organizaciones afiliadas al Partido Demócrata en los Estados Unidos.


Nota: Si encuentra este artículo interesante, puede compartirlo. Si aún no se ha inscrito y quiere recibir otras notas como la que acaba de leer, puede ingresar su correo electrónico en la página: https://www.liderazgo-politico.com/ Su dirección solo se usará con este propósito y no será compartida con ningún tercero. Otra alternativa para mantenernos en contacto es por twitter, en la dirección: @florezmorris Desde esta plataforma envío notificaciones de nuevos artículos y de mi participación en actividades académicas.






446 visualizaciones0 comentarios
bottom of page