• Mauricio Florez Morris, Ph.D.

Mal manejo de crisis en campaña electoral en New York, caso Weiner


Este documental, con subtítulos en español, nos permite ver cómo el mal manejo de una crisis en una campaña puede destruir a un promisorio candidato. La película "Weiner" (2016, 96 minutos), ganadora al mejor documental del Festival Sundance, nos brinda un acceso casi ilimitado al interior de la campaña de Anthony Weiner (Demócrata), para la alcaldía de New York en el 2013.

Ocho semanas antes de los comicios, Weiner encabezaba las encuestas con una intención de voto del 25%, seguido por Christine Quinn con el 20%, Bill Thompson con el 13% y Bill de Blasio con el 10%. Dos meses más tarde, Bill de Blasio gana la alcaldía con el 40.33% de los votos mientras Weiner solo alcanza el quinto lugar con el 4.93%. En este artículo enumeramos ocho errores que claramente están ilustrados en el filme, y que sin duda le costaron la alcaldía de New York al candidato Demócrata. Son fallas que sabiéndolas evitar aumentan las posibilidades de éxito en una campaña.

En los primeros cinco minutos el filme resume la historia de Weiner antes de llegar a esta campaña. Se presenta al candidato como un político "experimentado", que sirvió por 7 periodos consecutivos en el Congreso (1999-2011) y que sobresalió por defender de forma acérrima muchos proyectos legislativos de la administración Obama. Su estilo agresivo de enfrentar opositores Republicanos, tanto dentro del parlamento como en los medios de comunicación, lo convirtieron en una de las figuras más populares para la prensa liberal en los Estados Unidos. El matrimonio con Huma Abedin, acrecentó aún más su estrellato, por ser ella la asistente personal de Hillary Clinton y a quien la líder Demócrata dice querer como si fuera la segunda hija que nunca tuvo.

Lamentablemente para Weiner este protagonismo se eclipsa cuando fotos de un hombre excitado y en calzoncillos son enviadas desde su cuenta de twitter. (Fenómeno mejor conocido como "sexting"). En un primer momento, Weiner no las reconoce como propias, luego alega que su cuenta fue hackeada, después acepta su error, pide disculpas a su esposa y a sus electores, promete enmendar su conducta, pero sigue en su cargo. Finalmente, frente a la presión de la prensa, de sus colegas parlamentarios e inclusive de la Casa Blanca, presenta su renuncia al Congreso el 21 de junio del 2011.

El documental salta al 2013, dos años después, cuando el escándalo ya no es noticia y Weiner apoyado por su esposa Huma regresa a la arena política para competir por la alcaldía de la ciudad de New York. Aunque referencias al "sexting" continúan siendo usadas en su contra por candidatos opositores, se pueden observar eventos donde estos ataques son repudiados por el público. Son tiempos donde el candidato dice volver a su vida normal de político y se lo ve interactuando alegremente con muchos de sus posibles votantes. Abajo en el artículo se incluye una nota de CNN donde se habla del "resurgir del candidato".

Sin embargo, en este punto, nuevas fotografías de Weiner, publicadas posteriormente a su discurso de arrepentimiento, empiezan a aparecer bajo el seudónimo de "Carlos Danger" y su popularidad nuevamente empieza a sufrir. Esto genera otros errores en la campaña que se van sucediendo progresivamente como en un efecto dominó. El documental que originalmente tenia el propósito de presentar la historia de un líder que reconstruía su vida personal y política, ante los acontecimientos, se fue convirtiendo en el relato del resurgir de un doloroso escándalo, que finalizó con su derrota electoral. Independientemente de cualquier juicio ético sobre el candidato, el enfoque del resto de este artículo se centra en entender los errores en el manejo de la crisis de esta campaña y en presentar posibles alternativas que hubieran podido generar un resultado más favorable para Weiner. Al finalizar también vemos como esta fallida campaña para una alcaldía generó una cadena de eventos que influyeron de forma determinante en la derrota de Hillary Clinton durante las elecciones presidenciales del 2016.

El resurgir de Anthony Weiner según CNN

Error # 1 No ser completamente sincero con su esposa y con sus asesores sobre la magnitud de sus problemas.

Posiblemente uno de los más grandes errores que Weiner cometió en su campaña es el no haber confiado en su esposa y en sus asesores sobre el hecho de que después de que pidió disculpas públicas por el caso de "sexting" (mandar fotos pornográficas por Internet) y jurar haber aprendido la lección, él continúo reincidiendo en esta conducta. El filme ofrece una escena (min. 43) donde el candidato se reúne con sus principales asesores [entre ellos: Amit Bagga (asesor principal), Maura Tracy (jefe de personal), y Barbara Morgan (asesora de comunicaciones]. Ellos le expresan su frustración, no tanto por las conductas reprochables del candidato en las redes sociales, sino porque ellos no estaban preparados para contrarrestar estas acusaciones.

Este sentimiento de impotencia entre los asesores se empieza a ver en los gestos no verbales que su esposa Huma le hace y en las charlas en la sede de la campaña. Por ejemplo, hay una escena (min. 28) cuando Bagga, el asesor principal, le pregunta a Morgan, la asesora de comunicaciones, si la estrategia es "lanzar un ataque nuclear" y negar toda la veracidad de las fotos. Ella lacónicamente le responde que "esa no será la estrategia." En este punto es bueno señalar que fuera de depender de que el candidato le diga a su equipo de asesores toda la verdad, siempre existen herramientas como los "Estudios de Oposición," que se pueden usar para investigar las vulnerabilidades del candidato y de sus contrincantes. El previo escándalo que obligó a Weiner a renunciar a su puesto en el Congreso, era una justificación suficiente para contratar este tipo de investigación, que le hubiera podido dar al equipo mejores herramientas para defender al candidato o para aconsejarle no regresar tan pronto a la política. Posiblemente tener un dictamen médico serio, donde se dijera que la adicción por "sexting" de Weiner estaba controlada, hubiera sido un importante elemento para defender al candidato.

Tráiler del Documental

Error # 2. Es erróneo pensar que siempre las crisis se solucionan por si solas y en pocos días.

En la reunión con todos los asesores antes descrita, donde se podía llegar a pensar que estaban planteando alternativas para manejar la crisis, Weiner les dice que las crisis se resuelven en 72 horas, les solicita calma por este tiempo. Además, les aconseja empezar a actuar normalmente como lo hacían al principio de la campaña.

La única técnica que se empleó para solucionar esta crisis fue una conferencia de prensa donde el candidato y su esposa intentan explicar la situación. Él dice que las nuevas fotos son el mismo tipo de información que se conocía anteriormente a su renuncia y que le parecía raro que no hubieran salido antes a la luz pública. Su esposa, Huma Abedin, dice que le costó mucho trabajo y terapia perdonar a su esposo, pero que sentía que valía la pena luchar por el matrimonio pese a "las cosas horribles" que él había hecho. Esta contundente afirmación de Huma, canceló otra línea de defensa que la prensa liberal estaba desarrollando. En ella se decía que, si bien "sexting" no era una buena práctica, la misma se había realizado entre adultos, de forma voluntaria y donde ellos no se conocían, ni tenían un contacto físico o una relación de poder. Esta línea de defensa concluía que, aunque reprochable, era equivocado igualar el "sexting" del candidato con otros casos más serios de acoso sexual o de prostitución.

En el filme se nota que la conferencia de prensa no se preparó lo suficiente por lo que no resulto en el éxito que la campaña esperaba. Esto en parte se debió a que la pareja fue sorprendida con preguntas y no dio respuestas claras. Por ejemplo, una periodista le pregunto a Huma ¿Por qué debían confiar en su juicio para perdonar a Weiner? Ella no supo contestar. Tampoco estaban preparados para responder con cuantas personas él había tenido relaciones en la web. La directora de comunicaciones captó este problema y más adelante en el filme trata de establecer este número. Como Weiner sabe que la cifra es alta, deciden preparar la respuesta de que eran más de tres. La campaña entra en un estado de incertidumbre debido a que en cualquier momento pueden aparecer nuevas fotos y testimonios contra el candidato.

Pese a esto, la principal falla que tuvo la conferencia de prensa y por la cual no sirvió para solucionar la crisis fue que no se atacó el problema central de la misma. Este era la pérdida de credibilidad del candidato, quien cuando renuncio al Congreso en junio del 2011 pidió excusas a sus electores y dijo haber aprendido su lección, pero continúo enviando fotos de "sexting" hasta junio del 2013. Inclusive después de que la pareja se había reconciliado. Claramente falto el testimonio profesional para explicar el complejo problema de adicción del candidato y lo que él había hecho para revertir esta situación.

Error # 3 No hacerle caso a su Asesora de Comunicaciones sobre qué entrevistas aceptar y cuales no.

Al inicio de la película (min. 9:46) hay una escena interesante donde la asesora de comunicaciones, Barbara Morgan, le dice a Weiner que ella rechazó una entrevista con Andrey Peyser porque consideraba que esta persona no era una reportera profesional. El candidato no le aceptó el consejo y en su lugar inició una ronda de charlas por teléfono con programas de comentaristas sensacionalistas donde le hicieron todo tipo de preguntas extrañas sobre su escándalo sexual. Se puede observar la cara de frustración tanto del político como de su asesora en la medida en que él no puede salir del tema del "sexting" y aprovechar estas intervenciones radiales para promover su candidatura. Nuevamente el error del candidato fue no haber confiado en el criterio de su experta en medios.

Error # 4. Ir a programas de televisión sin estar preparado para contestar de forma favorable y creíble preguntas sobre sus problemas de "sexting".

Un ejemplo de este error ocurrió durante una entrevista que Weiner da al periodista Lawrence O´Donnell en el programa "The Last Word" de la cadena MSNBC (min. 49). Weiner se ve sorprendido cuando el periodista le empieza a hacer preguntas desde la perspectiva psiquiátrica, diciendo que le parece que su conducta no es totalmente sana y preguntándole: ¿Cuáles son las razones que lo impulsan a hacer esto? El candidato en vez de usar la oportunidad para explicar su caso frente a la audiencia, responde de forma agresiva. Por ejemplo, dice: "No te gustan las cosas que sabes de mí. Quieres burlarte de mí en televisión. ¡Únete al club! . . . Viejo, no necesito tus preguntas psiquiátricas. Solo te concentras en: ¿Qué te pasa? ¡Eso no agrega nada al debate! No pienso perder. Quizás salga de este show y te patee el trasero cada noche como estoy haciéndolo esta noche." Su intervención se ve aún más fuera de control debido a la risa histérica que acompaña sus respuestas (ver foto).

En la siguiente escena, después de la entrevista, se ve al candidato en su apartamento, frente a la computadora, reviendo la entrevista y nuevamente riéndose. Su esposa Huma lo está mirando a sus espaldas con expresiones de preocupación, se toma la cara y le pregunta "¿Por qué te reías?, es algo loco" Weiner le pregunta ¿Qué tan mal crees que me fue?, y ella le responde "mal", a lo que él admite falta de preparación al decir: "¿Y que podía hacer?"

Posiblemente un candidato preparado para este tipo de entrevistas hubiera podido anticipar el enfoque de las preguntas y aprovechar la ocasión para generar algún tipo de empatía con la audiencia al hablar de su problema y del dolor que él le estaba causando a sus seres queridos. También tenia la opción de explicar su proceso de recuperación y solidarizarse con otras personas que igualmente sufren de adicciones. Su problema le permitía ser muy creíble al comprometerse en gestionar políticas públicas para ayudar a esta población. Por supuesto, el pésimo desempeño en la entrevista se hubiera podido evitar si el candidato hubiera estado preparado para sacar ventaja de estas preguntas.

Error # 5. Reaccionar de forma agresiva ante diferentes tipos de provocaciones, especialmente cuando la prensa está presente.

Otro error recurrente en Weiner es la forma cada vez más agresiva como trata a los opositores y a la prensa. Por ejemplo, al final de un debate con otros candidatos, uno de ellos se acerca a provocarlo. Al principio el candidato se contiene, pero luego lo llama de forma despectiva "abuelo" ante las cámaras. Se nota la risa triunfal de su oponente al haber logrado alterar a Weiner frente a la prensa. (min. 24:40)

En otra escena, el candidato entra a una cafetería donde se deja provocar por un cliente judío que le dice que él no tiene la estatura moral para estar en la vida pública como político. La pelea verbal que está a punto de escalar en agresiones físicas es captada por todos los periodistas presentes. En medio de la misma, el documental registra a un señor de edad que observando la escena desde lejos se pregunta, ¿Qué gana Weiner metiéndose en estos altercados, siendo tan fácil no prestarles atención a los provocadores? También se nota que las personas de la campaña que acompañan al candidato no están preparadas para manejar este tipo de contingencias. Por ejemplo, se esperaba que algún colaborador sacara a Weiner de la situación con la excusa de responder una llamada importante o no llegar tarde a una reunión.

Hay otro momento cuando la artista porno, Sydney Leather (80 min.) califica al candidato de hipócrita pues mantenía relaciones por Internet con ella mientras decía a la prensa que él ya no hacia eso. Para castigarlo por mentiroso y de paso publicitar su vídeo, ella decide confrontar a Weiner a la entrada de una reunión partidaria. Al enterarse de la emboscada que le tenían preparada, Weiner decide evitar a la señora y pedirle a la gente de seguridad que la rodearan y la distrajeran mientras el ingresaba por una puerta auxiliar que colindaba con un restaurante McDonald. Lamentablemente para el candidato, Sydney se dio cuenta del engaño y gracias a su contextura física, pudo romper el cerco de los guardias e iniciar una carrera de persecución por el McDonald, lo cual se tradujo en una de las escenas más grotescas grabadas en el documental y que también fue registrada por la prensa. Como si esto no hubiera sido suficiente, al salir de la reunión, en un carro con vidrios debidamente polarizados, el candidato se esforzó en hacerle signos obscenos a la prensa, los cuales obviamente también fueron presentados en todos los noticieros de la ciudad.

En la siguiente escena, Weiner aparece en su apartamento con su esposa Huma. Él está de pie frente a la televisión viendo las noticias mientras ella a pocos metros está cortando nerviosamente un pedazo de carne y llenándose la boca de comida, posiblemente como una forma de contenerse. Mirando la pantalla Weiner reflexiona que no puede creer tener una "capacidad virtualmente ilimitada de joder las cosas día tras día" (89 min). Sin duda, esta escena muestra errores del equipo de campaña tanto en la falta de capacidad para planificar mejor los eventos como en la forma como se debe preparar al candidato para enfrentar posibles provocadores. Sin duda una escena de un candidato maduro hablando con la modelo y reconociendo sus errores hubiera sido mejor a la de un candidato cobarde huyéndole a una artista porno por los pasillos de un McDonald.

Error # 6. Dificultades para reconocer y maniobrar frente a una inminente derrota política.

Una campaña en dificultades es como un avión que tiene problemas mecánicos. En un primer momento, los pilotos están entrenados para hacer todo lo posible para que el aparato se mantenga en el aire y pueda llegar a un aeropuerto seguro. En la medida en que la situación se agrava, la mentalidad cambia, y se empieza a buscar reducir al máximo el daño de un posible accidente. En contiendas políticas este tipo de procedimientos para reducir daños es aún más rutinario que en aviación, pues simplemente teniendo en cuenta el número de los participantes en cada elección (2 o más), es fácil calcular que al menos la mitad de ellos van a perder.

La situación anterior descrita le sucedió a Weiner cuando sus asesores lo llamaron por teléfono para decirle que no había forma de ganar. Ellos sostenían que en las últimas encuestas la intención de voto por él había caído 10 puntos y muchos de los votantes, (usando el termino que acuño Edward Bernays), habían "cristalizado" una opinión negativa hacia él, por lo que no les interesaba escuchar más explicaciones sobre sus escándalos.

Frente a esto el consejo profesional era prepararse para una derrota digna. Nuevamente Weiner no les prestó atención a sus asesores, prefirió la opinión de Camille Joseph, su gerente de campaña, quien como fanática del candidato, racionalizaba que si la intención de voto hacia el candidato había caído 10 puntos en una semana, no había nada que les impidiera recuperar ese apoyo perdido la siguiente semana, en vísperas de los comicios. Por supuesto, ella nunca explicó cómo se podía lograr tal milagro en momentos donde la opinión pública estaba saturada con malas noticias sobre Weiner.

Error # 7. No incorporar los consejos de Huma Abedin dentro de la campaña.

El filme nos muestra la transformación de Huma, quien al principio apoya totalmente la candidatura de su esposo pero que a través de un proceso de frustraciones acumuladas se va alejando de la campaña, en parte debido al consejo de asesores cercanos a Hillary Clinton. Por ejemplo, las primeras escenas nos muestran a Huma solicitándole a los amigos contribuciones por teléfono, organizando reuniones para recolectar fondos y participando activamente en otros eventos de campaña. Su entusiasmo por ayudar a su esposo es evidente, va desde aconsejarle usar un mejor estilo de pantalones hasta solicitar que la campaña le entregue un documento con las principales iniciativas en políticas públicas que Weiner está proponiendo. Ella teme que la prensa le pregunte sobre estas y no saber qué contestar. Inclusive cuando el escándalo se revive con las nuevas fotos, Huma sale a defender a su esposo, pero empieza a notar que el costo de apoyarlo es cada vez más grande para la imagen pública de ella. Esto hace que limite su participación en las reuniones estratégicas de la campaña y que al final, prefiera no aparecer en los spots publicitarios del cierre de la misma. Posiblemente si Weiner hubiese incorporado varios de los consejos que le dio Huma, algunos de los errores se hubieran podido evitar y ella se hubiera sentido más comprometida en apoyarlo.

Error # 8. Hacer un documental sobre la campaña.

Aunque el haber permitido hacer un documental de la campaña ofrece a los consultores electorales una pieza de estudio invaluable, la realidad es que tener cámaras grabando reuniones del candidato con sus asesores y con su esposa, generó que la comunicación entre ellos no fuera lo suficientemente fluida, especialmente durante los momentos de crisis de la campaña. Hay instancias donde los documentalistas impiden que otros fotógrafos saquen buenas fotos del candidato paseando con su hijo por las calles de New York. En otros momentos, son tan inoportunos con sus preguntas que Weiner pide que se callen. Se debe aclarar que la idea original para permitir la grabación del documental era rehabilitar la imagen pública de Weiner, mostrándolo en todas sus dimensiones humanas, como padre, esposo, vecino, líder, etc. Esta meta cambio cuando las nuevas pruebas de "sexting" aparecieron y la temática del filme se concentró en el escándalo y la forma cómo este hundía al candidato.

Fuera de los 8 errores ya presentados, "Weiner" es un documental útil para mostrar el funcionamiento interno de una campaña. Se ven escenas del trabajo que día a día se adelanta en la sede y en las calles. Se muestra el proceso para alquilar oficinas, contratar a trabajadores, hacer llamadas telefónicas a posibles donantes y votantes, etc. Otro aspecto bastante valioso son las charlas del candidato con su esposa y el equipo de asesores, al igual que las conversaciones entre los mismos consultores sin la presencia del candidato. Por ejemplo, el documental muestra cómo los viajes en carro del político con sus asesores se convierten en momentos claves para tomar decisiones. Esto es algo muy común en muchas campañas, pero rara vez se ve registrado en un filme. Otro aspecto interesante es ver los diferentes spots publicitarios de la campaña, su proceso de grabación y cómo diferentes elementos del contenido de esta publicidad van cambiando en la medida en que la crisis se hace más evidente.

Aunque el filme no alcanza a decirlo, la importancia política del mismo no termina con la humillante derrota de Weiner. La tragedia se prolonga cuando el FBI empieza a investigar la computadora desde donde el candidato a la alcaldía de New York, enviaba "sexting" y encuentra que la misma tenía correos electrónicos con información secreta, a la cual él no debía tener acceso. Se especula que esta información fue guardada por Huma Abedin quien como asesora de Hillary Clinton, en el Departamento de Estado, recibía estos correos clasificados de Hillary. Como todos recordamos, al encontrar estos documentos, el FBI anuncio, el 28 de octubre, a pocos días de las elecciones, la posibilidad de reabrir la investigación contra la candidata Demócrata. El efecto que este comunicado tuvo en la opinión pública, fue sin duda uno de los factores que más ayudó a la victoria de Donald Trump.

Gráfico explicativo sobre la relación de Weiner y su esposa con el escándalo de los correos electrónicos de Hillary

Conclusiones

El documental debe ser visto y analizado por cualquier persona interesada en temas relacionados con campañas electorales y manejo de crisis. "Weiner" permite hacer el ejercicio de identificar algunos de los errores que se cometieron en la campaña a la alcaldía de New York y de plantear posibles soluciones a los mismos. Una importante lección que nos deja el filme es que una vez un líder político ha enfrentado y solucionado una crisis, él y su equipo de asesores no pueden descartar que la misma dificultad no se reproduzca, con algunos cambios, en medio de una contienda electoral futura. Una segunda lección es que la utilidad de tener un equipo profesional de asesores se reduce notablemente si el candidato no confía en ellos y no sigue sus consejos. Posiblemente es por eso que las mejores relaciones de trabajo entre los candidatos y sus consejeros se logran solo después de mucho tiempo juntos, luego de que las partes conozcan mejor las fortalezas y debilidades del otro.

Esta reseña fue escrita por Mauricio Florez Morris, Ph.D. Profesor de la Especialización en Opinión Pública y Mercadeo Político de la Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá, Colombia.

Nota: Si aún no está inscrito y quiere recibir otros nuevos artículos como el que acaba de leer, puede ingresar su correo electrónico en la página: https://www.liderazgo-politico.com/ Su dirección solo se usará con este propósito y no será compartida con ningún tercero. Otra alternativa para mantenernos en contacto es por twitter, en la dirección: @florezmorris, desde esta plataforma envío notificaciones de nuevos artículos y de actividades académicas en las que participo.

#documentalespolíticos #campañaselectorales #PartidoDemocráta #AnthonyWeiner #HillaryClinton #HumaAbedin #MauricioFlorezMorris #LiderazgoPolítico #publicidadpolítica #manejodecrisis

© 2020 Mauricio Florez Morris, Ph.D. Todos los derechos reservados.